¿Por qué, cuándo y cómo elegir una caldera de condensación?

Puede haber diferentes razones: primero, el factor ecológico: los productos de la combustión cuentan con un bajo impacto contaminante; en segundo lugar, el ahorro energético y económico.

La tecnología a condensación, de hecho, permite un menor consumo de combustible, gracias a la recuperación de una parte del calor contenido en el vapor de agua de los productos de la combustión.  

¿Pero qué modelo elegir?

La elección del modelo más adecuado debe tener en cuenta los siguientes factores:

  • Potencia de la caldera en kW;
  • Tipo de gas utilizado (natural o propano);
  • Demanda de agua caliente sanitaria (ACS), teniendo en cuenta el número de personas que viven en la vivienda, y el uso contemporáneo de puntos de consumo.

 

Fondital propone una amplia gama de productos para satisfacer dichas necesidades:

Calderas murales de condensación (<35 kW), como Itaca, Formentera, Delfis y Minorca.  

Disponibles en diferentes versiones para producción de agua caliente sanitaria instantánea y/o calefacción, con acumulador incorporado o con predisposición a la conexión a un acumulador externo, y en diferentes potencias y tamaños.

Calderas de pie de condensación (<35 kW), como Giava, idónea especialmente para quien necesita importantes cantidades de agua caliente sanitaria para poder utilizar a la vez dos o más cuartos de baño, ya que dispone de un acumulador de agua caliente sanitaria de 130 litros.

O, finalmente, Madeira Solar Compact, la caldera que integra la energía solar. Este grupo térmico solar dispone de un acumulador sanitario solar de 170 litros.

Los cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Utilizando tales servicios, aceptas el uso de cookies por nuestra parte. Info